ENTREVISTA CON MAYITO (No el de Paco Stanley)

 Por Cris Rodríguez

Cuando dije que iba a platicar con Mayo, algunos  pensaron que era una entrevista a Mayito y a las boquitas pintadas,  pero nooo; aunque estaría buena, esta entrevista es a Mayo, un jesuita buena onda que me contó de todo…

 

La Compañía de Jesús se ha distinguido por ser el ala intelectual de la Iglesia y así  reafirmaron su obediencia al Papa este 7 de marzo. A partir de esta reafirmación, creo que debe haber un hilo de comunicación roto que provoca dos ideas erróneas : la primera, que los jesuitas y el Vaticano están enfrentados desde la Teología de la Liberación y la segunda, que un ala intelectual no podría estar de acuerdo con el excéntrico Vaticano. Y sin embargo, tanto es cierto que los jesuitas son el ala pensante de la Iglesia como lo es que deben toda su obediencia al Papa. 

 El padre Adolfo Nicolás, nuevo superior general de los jesuitas dijo que: “No se trata de una obediencia de gente que no piensa, el mismo Benedicto XVI nos dijo en una carta que siguiéramos pensando y yendo hacia las fronteras”. Por otro lado Carlo Casalone, provincial de Italia declaró que: “La obediencia no es conformismo a una voluntad externa, sino una búsqueda compartida con otro, de la voluntad de Dios”. Esto  se dijo en la  35a. Congregación General de la Orden. A la celebración asistieron 225 jesuitas de todos los continentes representando a los 20,000 que hay en el mundo. 

¿Cómo han sido tan poderosos los jesuitas? ¿Cómo, a pesar de la desaprobación a la Iglesia a nivel general, siguen habiendo novicios dispuestos a ordenarse? ¿Qué poder intelectual tan grande tienen los jesuitas para haber actuado tantas veces en contra de las estructuras impuestas? 

Sin duda, yo tenía que entrevistar por lo menos a uno, de esos 20,000. Saber quién es, qué busca y porqué lo buscó con los jesuitas. Ese uno entre miles, se llama Mayo.  

Mayo, como le decimos algunos de sus cuates, se llama Ismael Barcenas Orozco. Yo lo contacto después de haberlo conocido en un viaje a Chiapas el año pasado. Viajamos en un camión más de 10 horas y en el transcurso de los días nos hicimos amigos. Así que le hablo para pedirle un ratito. Me dice que nos veamos en la Universidad y me invita a dónde se reúnen los maestros a echar el cafecito.

Nunca había entrado ahí por ser alumna así que me sentí bien de penetrar  ese terreno prohibido en dónde a los maestros les sirven gratis deliciosos capuchinos y en dónde hay galletitas y pastelillos Swandy; sí, como bocaditos de casa de cualquier tía Margarita. Como primer comentario le digo a Mayo que deberían darles té relajante a los maestros en lugar de café pues tal vez llegarían más “buenavibra” a clase.  Nos sentamos y la entrevista empieza después de cotorrear con Mayo un rato, porque así es el trato con este querido jesuita zacatecano que todavía conserva el acento y uno que otro “slang” de su provincia. 

Cris: ¿Qué haces Mayo? 

Mayo: Soy jesuita. Estoy trabajando  en el Centro Universitario Ignaciano, doy una clase de integración y estoy en el último año de la licenciatura en ciencias religiosas aquí en la Ibero. 

Cris: ¿Cómo ha sido el proceso de estudios? ¿Lo primero es la licenciatura? 

Mayo: No. Bueno yo antes de meterme de jesuita estaba estudiando Ingeniería en Sistemas en el ITESO, ahí es dónde conocí a los jesuitas. Y luego ya cuando me metí a la Compañía de Jesús hice un año de pre-noviciado en Tijuana, 2 años de noviciado, después hice una maestría en filosofía en el ITESO, después hice 2 años trabajando en algo así como servicio social en Tabasco y luego ya estos últimos 4 años he estado aquí en la Ciudad de México estudiando teología.

Cris: Me hablaste de varias etapas pero ¿Qué haces en cada una? 

Mayo: Mira el pre-noviciado es como para que el chavo interesado le cale y para que los jesuitas vean su desempeño. Eres como candidato, te asignan un año de trabajo en alguna obra de jesuitas, puede ser en un colegio o en una misión, este…y sirve…es como un noviazgo ¿verdad?, empiezas a tantear y dices me late esto. Y también los jesuitas al ver tu trabajo dicen éste si tiene zancas pa’ jinete o no. Tiene perfil o nel. Luego pasas al noviciado que dura 2 años. Ahí llevas clases, 1 mes de ejercicios espirituales ignacianos y una experiencia que tenía San Ignacio que se llaman peregrinaciones que ahora lo que hacen es mandarnos a trabajar a las maquilas para que vivas de lo que trabajas; aunque tengas un posgrado. Pero la onda es entrar sólo con certificado de secundaria y lo que consigas con eso ahí le trabajas. Para sentir el rigor de lo que vive la mayoría de la gente. Estas experiencias de maquila son 2 meses al año. 

Cris: Pues el lema jesuita es sobre el trabajo ¿no?

Mayo: Pues hay varios, hay varios slogans: En todo amar y servir, Ser hombres para los demás, sí, por ahí va, Hacer cosas a la gloria de Dios…El noviciado es también para decidir si te late  bien o no. Si te late dices sí, haces votos perpetuos…

Cris: ¿Puede ser un sí retroactivo? 

Mayo: Claro, incluso el Papa puede decir que ya no. En cualquier etapa puedes renunciar. Después de la ordenación viene todavía una última etapa que se llama 3era aprobación que son ocho meses de estudio, de oración, de experiencias y entonces los jesuitas te dan la permanencia. Pero antes de eso es estar pidiendo para que estés seguro de por dónde vas. 

Cris: Oye y ¿la licenciatura es obligatoria? 

Mayo: La Iglesia pide licencia en filosofía y en teología. 

Cris: ¿ Y cómo fue el cambio de: estudio profesión, trabajo y me caso a estudio vocación, trabajo y sirvo? 

Mayo: Mis planes eran estudiar Ingeniería, vivir de eso y casarme. A mi me pasó que las clases de matemáticas me las diera un jesuita. Ahí empecé a involucrarme en cosas de la Compañía: retiros y todo eso. Ahí se me empezó a abrir las posibilidades de jalar para ese rollo. Me la pensé mucho, como 4 años… me aviento el clavado o no, me espero, termino la carrera para ver si no es una llamarada de petate hasta que fui encontrando que en la Compañía podía desarrollar la parte de la ingeniería y la parte humanista como letras o filosofía, y después conociendo el modo de trabajo de los jesuitas, la Compañía es una chulada. Lo que más me gustó fue el vínculo que hay entre fe y justicia. 

Cris: ¿De qué forma se conectan?

Mayo: Mira, si yo voy conociendo a Jesús, le voy teniendo estima y me late su propuesta en la que te preguntas qué he hecho por la viuda por el huérfano o por lo que sea y no nomás se trata de dedicarles oraciones, lo que me hizo optar por este camino fue ver que la fe la vas uniendo con la vida y que por medio de la fe te transformes tú y entonces le apuestes a una transformación del mundo y que no sólo rezando sino que te involucras y vas haciendo cosas que vayan orientadas para allá. 

Cris: ¿Qué posibilidades de trabajo hay en la Compañía? 

Mayo: Hay dos maneras, siendo sacerdote o siendo hermano. Hermano es como monje. Los sacerdotes, bueno pues hay quienes se clavan en ondas agropecuarias para ayudar al campesino, entonces se especializan en eso y jamás dan una misa. Pero casi todos los curas jesuitas no se dedican sólo a los sacramentos, el campo de acción es variado: desde editoriales, centros de derechos humanos, proyectos de misiones en la Sierra Tarahumara y en Chiapas; inserción con campesinos e indígenas y el trabajo educativo, sea administrativo o académico. 

 Cris: ¿Tuviste novia? 

Mayo: (Risas) Síiiii, cómo no, varias morras. 

Cris: ¿ Y en la decisión de clavarte a la Compañía como enfrentaste la renuncia a todo eso? 

Mayo: Mira, cuando entré al ITESO no tenía contemplada la vida de jesuita. Me empezó a latir, obviamente la renuncia era demasiada esa fue la parte más difícil. Pero luego dije, si nunca me aviento no voy a saber si era o no; era un riesgo, al final si decía que no pues me salía. Ahora ya estando adentro sí, la soledad es difícil, pues aunque vivas con 12 jesuitas más hay un factor de soledad que se asume, es un costo que no hay que eludir sino que se acepta. Está cañón. Por otro lado no renuncias al amor, renuncias a un cierto tipo de amor: al de pareja y al de los hijos. Pero se da el cariño, hay mucho espacio para ser amigo de muchos y de ser hermano. En ese aspecto yo digo no se trata de que se marchite el corazón sino de que se haga más grande a través de la amistad.  

Cris: ¿Porqué el celibato? 

Mayo: Yo lo veo útil  por la disponibilidad. Ser jesuita es ser marinero dispuesto a moverte de puerto y estar solteros ayuda para poder moverte y no hay bronca de que chin y ahora mis hijos a qué kinder van a ir. Por fines prácticos creo que tiene valor. Aunque creo que en algún momento de la historia la Iglesia va a decir que no hay bronca con los curas casados, porque por ejemplo, en países de Europa la situación es trágica; no hay sacerdotes. 

Cris: Pero también han disminuido las familias numerosas… 

Mayo: Claro pero mira, con el celibato lo que pasa es que , como me decía un amigo holandés. Antes de entrar a la vida religiosa tenías sensibilidad entonces para ir a ayudar a niños en la India o en África era la única vía; pero ahora el trabajo de las ONG ha crecido tanto que no es necesario meterte a una orden que te pide obediencia, pobreza y castidad. 

Cris: Pero el nivel de compromiso es diferente…

Mayo: Claro, es diferente porque el tiempo dedicado a la obra es diferente. 

Cris: ¿Oye y qué tal otras órdenes, como las de claustro? 

Mayo: Mira cuando estaba de novicio, había unas monjitas que llegaban a la clase en una camioneta, era su única salida y un día cuando ya íbamos a hacer los votos, nos invitaron a cenar a su convento. Una monja me preguntó por un jesuita, me dice ¿oye y el padre tal sigue en África? Y le dije no, anda en la enfermería, anda medio malito y me dice: a mí me tocó acompañarlo a África y entonces le dije: Ah madre, ¿no que andan aquí recluidas? Y me contestó: Es que a mí me tocó acompañarlo en oración…y entonces la invité a que me acompañara a Guadalajara, véngase Madre a Guadalajara, si fue hasta África esto está aquí en corto… 

Cris: ¿Cómo es la relación entre la Compañía y el Vaticano? 

Mayo: Mira, primero obediencia al Papa. El perfil de los jesuitas es que el servicio que le queremos dar a la Iglesia es el pedirle que nos mande a los lugares dónde nadie más puede o quiere ir. Lugares conflictivos por el lugar físico o por los temas, en guerras por ejemplo o cuando fue el bloque socialista, vivían en la República Checa y después andaban ahí clandestinos, o en la época de Ignacio nadie se animaba a llegar a China y fueron los jesuitas quienes fueron hasta allá…Ahora, hay un cambio de época, el pensar ahora de qué se trata la Iglesia, ahí hay tensión pero creo que el Vaticano aprecia nuestra disponibilidad pero hay que tomarle el pulso a las cosas. Ahí es el aporte jesuita: El mundo está así, urgen estas cosas y son papas calientes, desde moral sexual y han habido conflictos pero hay cariño. Nosotros decimos lo que opinamos pero el Papa tiene la última palabra. 

Cris: ¿Conflictos como el de la teología de la liberación? 

Mayo: Fue una época. La teología ayudó mucho, aportó el vínculo de la fe. Creer en Dios y  er el mundo con fe te obliga a pensar: aquí hay que hacer algo y no se trata de armar infraestructuras altruistas que regale cosas sino que en principio no deberían haber pobres. Y hablar de ese tipo de cosas es complicado. Como decía un obispo de Brasil: “Si yo voy y le regalo pan a los pobres me dicen que soy un Santo; Si pregunto ¿por qué están pobres? Me dicen comunista”. Como Iglesia no estamos para ondas altruistas solamente. Si yo leo a Jesús y creo lo que él dice sobre ser más hermanos entonces haré acciones que vayan a eso. Pero en la teología mezclaron muchas cosas. 

 Cris: ¿Qué piensan los jesuitas? 

Mayo: Antes la Compañía pensaba que tenían que preparar a los más líderes pero el liderazgo se pensaba en los hijos de los más ricos y demás pero se comprobó que el cambio no viene en cascada. El rico no se va a preocupar por el pobre, pues quien está en ese medio se desliga del márgen dónde están los círculos de pobreza. La bronca de fondo se resuelve pensando que la estructura montada a pocos les da mucho y muchos les da poco. Eso se debe de pensar. Se deben pensar maneras. 

 Cris: ¿Cómo está el proyecto de Chiapas? 

Mayo: Nos vamos para crear nexos de solidaridad. No es de altruismo. Sino de apoyar los proyectos que vayan surgiendo allá. Con las Abejas que están organizadas, la idea es vincularnos y la tirada es que un chavo de la Ibero que vive en la ciudad tenga el nexo con el campo; romper esa burbuja y darnos cuenta de la pobreza extrema, enfrentarnos con paisanos que no hablan español y que nosotros no hablamos tzotzil y sin embargo somos mexicanos. Convivir con ellos, y pues más cabezas  piensan mejor que una entonces apoyar los proyectos que tengan allá.  

Cris: Sobre la pérdida de adeptos, sobre la inmovilidad de la Iglesia en cuanto a reformas, ¿qué piensas?

Mayo: Creo  que es hasta una discusión filosófica y ética. El tema da para mucho pero de fondo las cosas están cambiando y en cuestión de décadas cambió el concepto de familia; hoy hay más de un tipo de familia. En una caricatura, salían dos personitas, y aparecía un obispo hablando.Una personita le dice a la otra:¿qué dijo el obispo? Y le contesta: Los mismos éxitos de siempre.  

Cris: (Risas. Corta. Sutil.) 

Mayo: Yo creo que como Iglesia hemos perdido el puso de lo que está pasando. De entrada condenamos y esa apuesta no creo que esté bien. Hace poco tuve que ir a una jornada vocacional, vi que no le llegamos a los jóvenes. Es como si te regalo una chamarra que no te cubre del frío. A mí me queda claro que en la actualidad hay un hambre de Dios, una prueba es tantas escuelas zen, de meditación y de yoga. Eso es hambre de trascendencia. Como Iglesia no hemos sabido cómo ofrecer ni compartir la mucha riqueza que tiene la Iglesia de ayudar a las personas a acercarse a Dios. No hemos sabido tomarle el pulso a los cambios. Como personas nos vamos construyendo, y son cosas que debemos entender. Jesús no vino a darnos un decálogo de moral sexual sino ayudar a quien estaba siendo víctima de varias cosas. Tenemos que acercarnos más a la propuesta de Jesús, que hablaba del reino de Dios dónde todos estamos juntos comiendo y compartiendo. Entonces a veces no deberíamos echarle tanta carne al asador al estar dictando tantas normas sino salir con el ejemplo de Jesús.El ser humano tiene hambre, y la Iglesia puede satisfacerla pero hay un deslinde. Es trágico, es como si yo tengo un negocio de coches y la gente anda a pie buscando coches y nadie viene a comprarme, digo algo está pasando, no le estamos llegando a la gente. No creo que se trate de comportarnos como un Imperio. El evangelio se comparte y vivirlo da mucha vida, como decía Jesús es un tesoro enterrado, conforme la gente conozca a Jesús como persona y su propuesta puede llenar el hambre. Pero no es a manera de proselitismos, sino que es algo que se comparte. Es el mismo Dios quien se expone y quien quiere salir al encuentro con la gente. Creo que hay que sintonizarnos en eso, dar testimonio en la propuesta de Jesús. Compartir, no imponer. Comprender y no acatar. 

 Cris: ¿Me compartes alguna anécdota para cerrar esta entrevista? 

Mayo: A ver…el Leonardo Boff dice que un día estaba sentado en una conferencia con el Dalai Lama y le hizo una pregunta en el break. Le dijo: Oiga, ¿cuál es la religión verdadera?. El Dalai Lama le dijo que la religión verdadera es la que te hace mejor persona. Entonces Boff le preguntó de nuevo: ¿y cómo sé si voy siendo mejor persona? El Dalai le contestó:  Cuando eres más sensible, con más capacidad de solidaridad, cuando eres más libre y asumes tus responsabilidades, entonces eres una mejor persona. La religión que haga de ti eso, esa es tu religión verdadera. Tomando eso, creo que a mí la religión católica me da mucho para que yo me asuma de este modo. Y sobretodo compartirla para que sea verdadera para mí.    

Anuncios

Una respuesta a “ENTREVISTA CON MAYITO (No el de Paco Stanley)

  1. Wow! me fascinó la entrevista a Mayito, tan auténtica como siempre ha sido. Un abrazote xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s