¿Hollywood en peligro?

por Javier Shiordia 

 

Hoy, el Internet puede representar dos cosas en el futuro para la industria cinematográfica en EUA: una gran oportunidad o un enorme problema. Por un lado, podría ser un lugar para vender sus películas fácilmente y ser una gran fuente de ingresos. Por el otro, podría convertirse en un nido de piratería y causar pérdidas de millones de dólares. La decisión entre una y otra depende completamente de la misma industria.

            Hace algunos años, el Internet fue, para la industria musical, el problema más serio que ha enfrentado en su historia. Las perdidas económicas debido a la piratería en línea han sido inmensas. Esta industria no es la misma desde entonces. En esta gráfica publicada en un artículo del músico David Byrne publicado en la revista Wired se muestra la decadencia por la que pasó desde el inicio de la piratería por internet:

 

            En aquellos tiempos, mientras las compañías musicales agonizaban, las compañías cinematográficas parecían ser inmunes a la piratería en línea. En este artículo de 2001 de la revista Wired se puede notar la optimista actitud que los ejecutivos en Hollywood tenían ante el problema que podía representarles el Internet.

La piratería en línea no afectó a la industria fílmica principalmente por  que en ese entonces era muy difícil la transferencia de archivos tan grandes (como lo son las películas) a través de la red. Sin embargo, hoy ya no lo es. Desde hace aproximadamente dos años, la piratería en línea de películas ha florecido rápidamente.

Hoy, esto podría convertirse en un verdadero problema para la industria si no hace algo al respecto. Es algo muy interesante y curioso que hasta este momento, la piratería ha sido la principal beneficiada y la única que está aprovechando al Internet. Páginas piratas como Zml.com están ganando millones de dólares vendiendo películas. Mientras tanto, los estudios, nada.

Hollywood no ha querido entrarle al Internet por varias razones. Un artículo de The Economist, propone varias. Una de ellas es que la empresa Wal-Mart ha puesto presión para que los estudios no vendan  sus películas por Internet. Esto con el fin de evitar que la venta de DVD’s en la compañía de supermercados no disminuya.

La industria cinematográfica puede aprender mucho de la industria  musical. Hoy, el modelo comercial de las compañías de música es bastante distinto al que tenían hace escasos 10 años. Tuvieron que adaptar su forma de hacer negocio al nuevo contexto generado por el Internet. Según este artículo, la tienda digital de música itunes es segundo lugar en ventas de EUA.

Una enorme ventaja que ofrece el Internet sobre otras formas de distribución es el costo de manufactura y transporte. Difundir películas por Internet es mucho más barato y sencillo. En lugar de hacer millones de copias en DVD de una película, simplemente se sube a Internet para que esté disponible a millones de personas en todo el mundo.

Algo parecido pasó hace un par de décadas cuando aparecieron los reproductores de videocasetes. En ese entonces la principal fuente de ingreso para la industria era el dinero obtenido de la venta de boletos en los cines. La industria entró en pánico, pensando que la videocasete iba a hacer que el ingreso por boletos disminuyera. Y así fue. La videocasete le dio una bofetada a la industria, causando que cambiara completamente.

Por suerte para ellos, hubo entonces la iniciativa de entrarle a ese nuevo nicho de entretenimiento doméstico. Hoy en día la venta de DVD’s (evolución del videocasete en el mercado) es la principal fuente de ingresos para la industria cinematográfica. Se puede decir que hábilmente se encontró la forma de lograr ganar dinero de la venta y renta de la videocasete

Hoy está sucediendo algo semejante. El Internet es un medio a través del cual se pueden distribuir películas de una forma más efectiva y barata que cualquier otro medio. Es por eso que la piratería en línea ha tenido el éxito que ha tenido.

Ya empieza a haber algo de iniciativa por parte de algunos ejecutivos del cine para aprovechar el Internet. Por ejemplo, la corporación Disney ha entrado en un acuerdo con la tienda en línea itunes para que sus películas sean vendidas en línea. Este artículo de la revista Wired cuenta la historia. Sin embargo, esto solo es un esfuerzo aislado. Lo que falta es una movilidad conjunta de los grandes estudios.

 

La realidad es que Hollywood está justo en un momento crucial de decisión. O deciden adaptarse para aprovechar el Internet y expandir su mercado o deciden no hacer nada y arriesgarse a sufrir enormes pérdidas como le sucedió a la industria musical.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s