El CAMUFLAJE JESUITA

Por Cris Rodríguez
SABIOS ENTRE SABIOS,
POBRES ENTRE POBRES
La oficina de vocaciones de la Compañía de Jesús en México está situada en la Colonia Roma, en Tabasco 164. Es una casa vieja pero no antigua, descuidada pero no olvidada pues están ahí jesuitas y laicos, preparando campañas, organizando videos, armando campamentos, pensando en cómo acercarse a los jóvenes, temiendo la baja mundial de las vocaciones en la Iglesia Católica y suspirando alivio al saberse el ala rescatada de la opinión pública.
Son muchos sentimientos para pensarse en el olvido. Están en el presente, recogiendo ideas y formulando acciones que caminan por un hilo que curvea entre lo intelectual y lo espiritual, entre la ciencia y el humanismo…
Desde el inicio de la orden, los jesuitas han sabido ser pobres entre pobres, sabios entre sabios, científicos entre científicos. Entre sus lemas destacan “Amar y Servir” y “A mayor Gloria de Dios”; este último les hizo conciliar la ciencia con la religión. Utilizar los progresos tecnológicos a mayor gloria de Dios ha sido su forma de pensar. Durante la Edad Media, los clérigos de las órdenes religiosas, sobre todo los dominicos, rechazaban con terquedad medieval toda modificación en la concepción del mundo de la manera más violenta y con la Inquisición perseguían las ideas más modernas. Sin embargo, Gregorio de Saint- Vincent junto a Descartes echó las bases de la geometría analítica. Newton se apoyó en el descubrimiento de la curvatura de la luz del jesuita Franceso Grimaldi, Jacobo Riccati estableció la ecuación diferencial que lleva su nombre Newcomb, el astrónomo norteamericano (que como dato curioso que tal vez no tenga nada que ver nació el mismo día en que el corneta Halley pasó por el perihelio), revisó los trabajos del padre Maximiliano AclI.

 

Los jesuitas han sabido penetrar a lo largo de la historia en territorios nada accesibles como China o los países centroamericanos. Han sabido intercalarse sirviéndose de sus habilidades de camuflaje desarrolladas por el intenso camino de preparación que recorren. Si se retiran en silencio comprenden al mudo físico y quizá más importante al de corazón, si trabajan en una maquila entienden el esfuerzo de quien trabaja para vivir, si estudian aprehenden del que, sabe y no siente para poder saber y sentir, si van a una guerra lloran como lloran los niños, si van a una comunidad de maras salvatruchas viven ahí para que ninguno de ellos deje de vivir.
 ESTRATEGAS ENTRE ESTRATEGAS
La penetración de los jesuitas es una estrategia casi militar. Su fundador era un estratega, sus ejercicios espirituales son metodologías para alcanzar el seguimiento de Jesús de Nazareth. Así la Compañía ha tenido métodos de propagación precisos como chinches a las épocas como corchos. A la Edad Media la conversión de sabios, al Renacimiento la fundación de escuelas, al Romanticismo la utilización del teatro (ya Ignacio reconoció la importancia de ayudar a la educación de la razón con una inspiración paralela a la fantasía), al Modernismo la Ciencia, a nuestros días, la Web. (ya los jesuitas reconocieron la importancia de la web como un tercer entorno social).
COMUNICADORES ENTRE COMUNICADORES
En esta oficina de la colonia Roma, en la cual sigo y por extraño que parezca aún no hablo de ella hasta este momento, el padre Jorge Atilano, Director Nacional de vocaciones me sienta en una sala con sillones amarillos, una mesa de café y una ventana que ventila mis preguntas y sus respuestas. Entre una y otra, el celular se vuelve omnipresente, el ritmo de mis preguntas se vuelve torpe hasta que doy con una respuesta que me regresa al ansiado camino: “La espiritualidad ignaciana está resultando atractiva porque la gente busca más una dimensión espiritual que una dimensión religiosa- institucional”, dice el padre Atilano. Sí, creo que sí. A pesar del desánimo general de la Iglesia por la pérdida de adeptos, de las señoras que cada domingo se ponen en cadena de oración pidiendo por nuevos jóvenes sacerdotes que las confiesen porque están en extinción, señores y señoras ¡No hay que alarmarse! Porque como dijo el padre Atilano: “la gente no ha dejado ni dejará de buscar la espiritualidad, quizá buscará nuevos rumbos para acrecentarla dentro de la misma religión católica”.
Por lo pronto, en la computadora principal de la oficina de vocaciones se registran los siguientes datos: De agosto del 2005 a Julio de 2006, hubieron a través de la web 282 solicitudes para ser parte de la Compañía. Y más esperanzador aún para los jesuitas, un año más tarde se registraron 332.
Quizá en parte se deba a las estrategias de comunicación. En el 2005, salió la primera página web y la primera campaña formalmente hecha por un equipo de mercadotecnia y diseño de la Universidad Iberoamericana de Puebla. La campaña falló en términos comunicativos porque según los jesuitas más sabios, el “slogan” ofendía al resto de las congregaciones y no coincidía con el espíritu ignaciano. La campaña del dilema era “Ser diferente…ser jesuita”.
Entonces decidieron cambiarla por “Ser diferente…ser para los demás”. Dos años más tarde, en la segunda campaña optaron por “Guía tu espíritu”. Un siogan más ad-hoc para una juventud más centrada en encontrarse a sí mismos para después servir a los demás. Este último tuvo mayor recepción por la acertada decisión del equipo de vocaciones de firmar como “Vocaciones Jesuitas”.
Lo que pasó fue que en la primera campaña decidieron firmar simplemente como jesuitas por miedo a alejar a los jóvenes al presentarles desde el inicio la posibilidad de jugar un papel más allá del laico. Pero finalmente acertaron en firmar como Vocaciones Jesuitas. De esa forma atinaron a hacer una especie de filtro y a la vez de flecha dirigida directamente a los interesados en entrar a la Compañía.
Si bien todo pinta color de rosa en esta oficina de vocaciones, ¿cuál es el análisis mediático en torno a las deserciones eclesiásticas? Que al final del día importan por el punto más gélido pero real: el aporte económico de los fieles que ayuda al mantenimiento de las órdenes.
Algunos apuntan acertadamente a la intolerancia de la Iglesia, a la resistencia reformativa, al conservadurismo fuera de contexto y a las duras peticiones del Vaticano. Otros apuntan a las incongruencias de la Iglesia, como si esta fuera un todo general. (Aquellos que tienen más lectura saben que dentro de la Iglesia existen tendencias más progresistas que otras, que dentro de los grupos progresistas existen personas más progresistas que otras y así en deducción. Aquellos que tienen más acercamiento saben que en el Borgo Spirito Santo, casa jesuita en el Vaticano, no hay obras de arte ni muebles de estilo. El silencio es absoluto y la madera oscura de los interminables pasillos brilla por el barniz). Sin embargo, es claro que el descontento es general y tarde o temprano las deserciones afectarán a todas las congregaciones católicas. Según Francisco Javier Errázuriz, presidente de la Conferencia de Obispos Latinoamericanos y del Caribe, uno de los grandes retos es “la pérdida de vitalidad del catolicismo latinoamericano frente a una exigente competencia religiosa de otras denominaciones cristianas, de nuevos movimientos religiosos y de nuevas agrupaciones para-religiosas. Creo que la Iglesia está muy preocupada. No ha tenido la capacidad de poder enfrentar los nuevos movimientos religiosos. Hay diagnósticos y lamentaciones pero no hay planes a nivel nacional, continental, que permitan revertir este proceso”.
CRITICOS ENTRE CRITICOS

 Lo anterior coincide con algo que me dijo Ismael Barcenas, alias Mayo, un querido jesuita zacatecano que todavía conserva el acento y uno que otro “slang” de su provincia. “Yo creo que como Iglesia hemos perdido el pulso de lo que está pasando. De entrada condenamos y esa apuesta no creo que esté bien. Hace poco tuve que ir a una jornada vocacional, vi que no le llegamos a los jóvenes. Es como si te regalo una chamarra que no te cubre del frío. A mí me queda claro que en la actualidad hay un hambre de Dios, una prueba es tantas escuelas zen, de meditación y de yoga. Eso es hambre de trascendencia. Como Iglesia no hemos sabido cómo ofrecer ni compartir la mucha riqueza que tiene la Iglesia de ayudar a las personas a acercarse a Dios”.

 

 

Y es que a pesar de que el porcentaje de personas católicas en México es del 85% aproximadamente según el INEGI, la espiritualidad nada tiene que ver con los registros de “práctica” que muestran las estadísticas. Muchas personas se confirman en el catolicismo y no son practicantes, ni del catolicismo institucional ni del religioso.
 Es una realidad el descontento mundial con la Iglesia, sin embargo México es uno de los países con mayor margen de acción para la reivindicación de las enseñanzas de Jesús que finalmente debieran ser la primera preocupación del catolicismo. Este margen se debe a la devoción a la Guadalupana y a la tradición de “obediencia” y cariño a la figura papal. Sobretodo después del legado y las visitas de Juan Pablo II.
Por eso quizá, las estadísticas positivas de la oficina de vocaciones y del padre Atilano. Aunado el resultado a las estrategias de comunicación que han hecho a través de nuevos medios. Campañas cuyo fin es recibir locos, de los que se comprometen a fondo, de los que se olvidan de sí mismos, de los que aceptan cualquier tarea, de los que acuden a dónde sea y de los que aman con más obras que con palabras. Lo anterior es parte de una oración jesuita. Pero amar con más obras que con palabras es lo que distingue al movimiento. Un dominico, un franciscano y un jesuita están un día en la basílica de San Pedro, cuenta un chiste, cuando se produce un apagón y se quedan a oscuras. El dominico aprovecha para reflexionar profundamente entre el contraste entre la luz y las tinieblas, el franciscano se postra humildemente y comienza a rezar “a la hermana luz y la hermana tiniebla”, y el jesuita.. .sale del Vaticano y arregla los fusibles.
ACTIVISTAS ENTRE ACTIVISTAS
 
Los jesuitas se dan a la acción. En México, las misiones en Oaxaca y en Chiapas están lideradas por “marines” del Papa, como los llama Jesús
Rodríguez en un artículo de El País. Las misiones de los jesuitas pocas veces son misiones catequistas. Habría que pensarlas como misiones de solidaridad e incluso como misiones de interculturalidad. En diciembre pasado, tuve una experiencia personal en Chiapas en Campamento 8, una zona de desplazamiento por las agresiones paramilitares después del levantamiento zapatista. Iba con el grupo jesuita de la Universidad Iberoamericana. Podría hacer una crónica de la experiencia vivida pero basta con contar sobre los litros de sudor, la tortícolis de cuello, las rodillas flaqueadas, las paradas continuas viendo hacia abajo y luego hacia el frente para retomar el camino sosteniendo siempre leños de madera y costales de café en la espalda, para entender cuando se habla de comercio injusto y justo. No hacen falta discursos ni comunistas ni defensas capitalistas. Sólo hace falta un encuentro de frente con situaciones que existen y que a la mayoría incomodan.
Este es el esfuerzo jesuita para la transformación de corazones. Los jóvenes entonces no solo se acercan para ordenarse sino para participar como laicos pues a las misiones cualquiera está invitado.
Otro ejemplo de acciones lideradas por jesuitas que no tienen que ver con un libro de catecismo es el grupo Crew ENE, una       fundación de jóvenes grafiteros que han viajado a diferentes estados del país con el objetivo de sacar a otros como ellos de la drogadicción, de la soledad y de la inseguridad de las calles. A la cabeza del movimiento estuvo como asesor un padre de la Compañía.
“No se trata de catequizar, sino de mostrar la fe a través de la justicia”, dice Mayo. “El evangelio se comparte y vivirlo da mucha vida, como decía Jesús: es un tesoro enterrado. Conforme la gente conozca a Jesús, su propuesta puede llenar el hambre. Pero no es a manera de proselitismos, sino que es algo que se comparte. Es el mismo Dios quien se expone y quien quiere salir al encuentro con la gente. Creo que hay que sintonizamos en eso, dar testimonio en la propuesta de Jesús. Compartir, no imponer. Comprender y no acatar”.

 

 

JESUITAS ENTRE JESUITAS

El papel de los laicos en la transmisión del espíritu ignaciano tendrá un peso fundamental pues con México e India como excepción, al 1 de enero del 2007, 13,491 personas cumplían la condición para ser jesuita en todo el mundo, 10,000 menos que en 1965 y peor aún es que las casas de residencia de las congregaciones católicas están habitadas por “El 65”, la edad promedio de los sacerdotes.
Por eso, la estrategia de comunicación de la Compañía de Jesús es aprender a discernir y a guiar el espíritu y se acercan como un batallón con estrategias nuevas y pensadas en lo mundano. A través de la web, del graifiti, del teatro, del acercamiento a zonas de damnificados y zonas en conflicto. Penetran como lo hicieron en China y Paraguay según el libro “El Poder y los secretos de los Jesuitas” de René Eülóp-Miller, a través de sus relaciones con las elites pero con la misión del desprotegido y logran, por lo menos en México un número significativo de vocaciones.
Para aquellos 332 jóvenes registrados viene un proceso de selección. Después les quedarán 10 años más en los que estudiarán una carrera técnica, filosofía, teología y otra carrera profesional. Y viajarán por el mundo. Y trabajarán en maquilas y después de un año más en el noviciado y retiros en silencio, realizarán una tercera prueba que termina con el voto de obediencia al Papa. Y podrán usar las iniciales S.J (Societas Jesé). Y A mayor gloria de Dios, no desaparecerán.

ANOTACIONES ESPECIALES

Las órbitas de los cuerpos celestes tienen normalmente forma de elipse, el perihelio es el punto de la órbita de un planeta alrededor del Sol donde el planeta tiene la mínima distancia con el Sol.

 

 

“Tercer entorno social”. Entorno que complementa el familiar y el comúnmente social.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

7 Respuestas a “El CAMUFLAJE JESUITA

  1. Enrique Varela Flores.

    A todos los JESUITAS del mundo, les mando un mensaje:
    ¿Están alarmados por la posible baja mundial de vocaciones en la Iglesia Católica?
    He de decirles que la única criatura capaz de remediar todos los problemas que existen dentro de la Iglesia católica, tales como: falta de vocaciones, pederastia, marxismo, capitalismo extremo, falta de fe, teología de la liberación, rebelión hacia el Papa, etc, etc., es: la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA. Los invito a refugiarse en el CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA, y todos sus problemas se RESOLVERÁN, por designio de Dios Padre y por decreto inescrutable de Dios HIJO.
    Así de sencillo hermanos.

  2. me gusto tu trabajo, sobre todo el tema.

  3. F. Moisés Cuevas

    Me pareció interesante hayas escrito una opinión acerca de estas personas que en realidad llegan a desarrollar la capacidades para moverse en el mundo sin temor, apoyados en toda su vida por la Espiritualidad de San Ignacio que sin estas, no llegarían hasta donde lo han hecho.
    “En todo Amar y Servir”

  4. José Antonio Caso

    Excelente trabajo. Muy enfocado a una realidad latente y con una solución nada pragmatica, pero alentadora para muchos.

  5. Rolando Bustamante,sj

    gracias por escribir sobre este tema, me resulta interesante leer este texto una opinion diferente a la que normalmente hacemos los jesuitas, gracias nuevamente.
    En el 2004 yo participaba del equipo, un detalle interesante, en una de esas reuniones del equipo hablamos de la pagina web, conversando nos dimos cuenta de un detalle, el tema vocacional no es facil de tratar, ya saben la gente se burla o uno es penoso de hablar de esto con cualquiera; nos dimos cuenta de que los chavos y chavas buscan el anonimato y el internet es el espacio donde ellos se sienten protegidos y pueden preguntar, entonces esa vez nos propusimos ver la manera de potenciar este medio y creo que va rindiendo sus frutos.

  6. Alma Rosa Luján González

    I would like to receive some information concerning youngsters (Latin American if it’s possible) who are involved in religion and graffiti, what the connection is, what the experiences are. I am a teacher and I would like to know the historical or the anthropological explanation. My name is Alma Luján, I am Mexican and I live in Cuernavaca, Morelos, México. Thanks a lot. The information could be in English or in Spanish s well. Very Truly Yours,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s